BIM Intentando tocar la realidad en España II

Todos conocemos el progreso que ha tenido lugar en nuestro flujo de trabajo diario al proyectar proyectos de edificación e infraestructuras.(II)

¿Cómo la afrontamos? (II)

La Interoperabilidad

Otro aspecto a tener en cuenta es la falta de interoperabilidad. Es otro contencioso a resolver ya que la Industry Alliance for Interoperability (Alianza de la Industria para la Interoperabilidad) abrió la adhesión a todas las partes interesadas en septiembre de 1995 y en 1997 se renombró la Alianza Internacional para la Interoperabilidad porque los usuarios de Autodesk insistieron en que los ficheros IFC debían ser de denominación común e instaron al desarrollo de la norma IFC. Se reconstituyó como una organización sin ánimo de lucro dirigida por la industria, promoviendo el IFC como un modelo neutral que apoya el ciclo de vida del edificio.
En 2005, en parte porque sus miembros sentían que el nombre del IAI era demasiado largo y complejo, y para que la gente lo entendiera, fue renombrado buildingSMART. Este tiene capítulos regionales en Europa, América del Norte, Australia, Asia y Medio Oriente.
Pues hace ya más de 21 años que sigue la controversia. Muchos mitos se han ido apoderando de los usuarios de sistemas exclusivos debido a que se ha puesto en duda la eficiencia del uso de ficheros IFC afirmando, entre otros, que no es bidireccional, que se pierden datos, que lo que se ve en el fichero IFC no es lo que se ha modelado, etc.
Aunque la trayectoria de IFC ha pasado por diversas etapas y que no hay ningún sistema que no tenga fallos, es importante aclarar varios aspectos. Lo primero es que cuando nos adentramos en la metodología BIM, el modelo es propiedad de quien lo genera. Por el momento, en España no se tiene esto en cuenta ya que como arquitectos, le pedimos a un colaborador que diseñe la estructura o las instalaciones, etc. y “nos pasa” los ficheros dwg para incorporarlos en nuestro proyecto. En otros países, cada colaborador tiene su responsabilidad, aunque la responsabilidad general recaiga sobre el arquitecto, que se suele definir como la de coordinación entre disciplinas. Por tanto, los ficheros IFC se utilizan como referencia, es decir, que podemos vincular el fichero IFC a nuestro modelo para contrastarlo contra nuestro trabajo.
El IFC es en realidad una instantánea de un modelo en un momento específico que alberga toda la información que hayamos introducido en el modelo. La interoperabilidad se basa en la capacidad de poder incluir información de otros colaboradores independientemente de la plataforma en que se haya realizado sus modelos y no de combinar dichos modelos con los nuestros para continuar “modelando” ya que al ser una instantánea, las categorías no se traducen como si fueran nativas de nuestro sistema.

Claves

La clave fundamental en BIM es la “I” de información. Esta puede ser gráfica, paramétrica, datos, vínculos, etc. Recordemos la rueda que se mostraba anteriormente, hay más actores que necesitan gestionar información que aquellos que la producen para llevar a cabo un proyecto.
El resultado de la falta de interoperabilidad es lo que se llama en inglés “Lonely BIM”. Un BIM en silos que no se ven y que se intercomunican de mala manera.

andrew10

Esta situación conduce a una gran división entre los que producen y los que necesitan INFORMACION.
La interoperabilidad o lo que ahora se conoce como “Open BIM” tiene como foco el proyecto alrededor del cual fluye la información entre los

andrew11

que la producen y los que la gestionan, independiente de plataformas.
La promesa que parecía aportar la metodología BIM no ha resultado ser la esperada ya que se basaba en una premisa que dependía de que las plataformas BIM fueran capaces de cumplir

andrew12

con las expectativas. Pero la realidad es que las plataformas no eran tan capaces, la información necesaria era insuficiente y no respondía a los requisitos de la Propiedad.

andrew13

andrew14

La realidad resultó ser menos de lo que se prometía.

andrew15

Como toda metodología, es necesario establecer un proceso que responda a los requisitos de información de la Propiedad.

Los requisitos BIM son los cimientos necesarios para consolidar la metodología BIM. Sin duda hemos oído hablar del “EIR” que responde a los Requisitos de Información de la Propiedad, acuñado en el PAS 1192 británico y del “BEP” BIM Execution Plan, acuñado en EEUU y Reino Unido que responde al Plan de Ejecución BIM (PEB). Estos constituyen, además de otros documentos, los cimientos para dar congruencia al esfuerzo por los diferentes agentes que acometen un proyecto con la metodología BIM; no son un expediente a cubrir y luego los metemos en un cajón, son las reglas del juego que nos permitirán llegar a buen puerto y cumplir con los requisitos de la Propiedad.

andrew16

El árbitro que regula este “partido” es sin duda el control de calidad. Sin este “árbitro” no podremos asegurarnos de que la promesa de la metodología BIM se materialice y sea siempre una realidad alcanzable.

Propuestas

Nos queda un camino que recorrer para que la metodología BIM pase a ser algo tan común que ya no se llame así porque todos los agentes la asimilarán como la norma general de trabajo. Pero para esto necesitamos establecer estándares y criterios que permitan una continuidad y calidad de la información. Entre otros criterios me atrevo a adelantar los siguientes:

  • Modelar como se construye. Hemos de transcender lo que antes era la parte primordial del diseñador – producir planos-, es decir necesitamos Criterios de Modelado.
  • Integración de la información. Aunque importante, por razones obvias, entender que los planos son un elemento más de toda la información necesaria en un proyecto.
  • Criterios del Tipo y Definición de Información. Hay más elementos de información necesarios que hemos de incluir especialmente los Requisitos de Información BIM de la Propiedad.
  • Criterios de Constructibilidad. Creación de los estándares necesarios.
  • Criterios de mediciones. Creación de estándares de mediciones.
  • Criterios de flujos de Trabajo. Establecer flujos de trabajo definidos.
  • Criterios de respuesta al “EIR”. Establecer unas pautas claras para el Plan de Ejecución BIM y
  • La revisión de la contratación y licitación para proyectos públicos.

Con toda seguridad habrá distintas opiniones pero creo sinceramente que lo que expongo arriba describe las realidad BIM actual en España.
Tengo la confianza en el buen hacer del talento español y que seremos capaces de trazar una estrategia que nos lleve a ser más competitivos aquí y fuera de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *