Evolución del libro del edificio en metodología BIM: AIM

Ya sabemos que la palabra BIM no aparece ni el CTE, ni en la LOE, pero es lógico pensar que si una propiedad, tanto pública como privada, que requiera de un proceso BIM para obtener un inmueble o una infraestructura, quiere que todas las fases de dicho proceso se realicen con metodología BIM, incluida la recepción, puesta en marcha y mantenimiento.

Es uno de los principios de la metodología BIM.
Por lo que tanto en contrato privado como en un pliego de licitación pública, lo lógico es requerir la documentación “As built” o “Libro del edificio”en formato digital tal y como recomienda la Guía de Licitaciones.
Es lo que el PASS 1192 llama AIM (Asset Informatión Model), pues no tiene sentido realizar una inversión con un proceso BIM, y al final del mismo como propiedad tener que gestionar tu edificio con las tres o cajas de planos y papeles, y perder la ventaje de realizar dicha gestión con tecnología BIM mediante un modelo “As bulit” como repositorio de información.

No existe normativa alguna que impida exigir este AIM en pliegos de condiciones o en contratos privados, por lo que se puede incluir en el suministro de la Dirección Facultativa del mismo modo que se puede exigir una maqueta en fase de proyecto de ejecución, o que el proyecto se entregue en 10 semanas.
Lo que si dice la LOE es que el Director de obra debe “Elaborar y suscribir la documentación de la obra ejecutada para entregarla al promotor, con los visados que en su caso fueran preceptivos”, y el Director de ejecución de obra “Colaborar con los restantes agentes en la elaboración de la documentación de la obra ejecutada, aportando los resultados del control realizado”, sin especificar el formato de dicha documentación, formato que como acabo de comentar se puede exigir en metodología BIM por parte de la propiedad mediante contrato o pliego.
Habida cuenta de que el AIM es:

  • El conjunto de información geométrica, que antes reflejabamos en planos, y en procesos BIM se incluye en el modelo y sus planos
  • El conjunto de la información no gráfica, que antes estaba repartida en planos, presupuesto, memoria y pleigo de condiciones, y en procesos BIM se encuentran como metadatos en el modelo
  • El conjunto de documentos

Es decir, el AIM es lo mismo que documentación de la obra ejecutada tal y como la define el CTE, por lo tanto, la exigencia de pedir un AIM a la Dirección Facultativo no sobrepasa sus obligaciones, si no que es formato lógico de exigir esa documentación en procesos BIM, y entendemos que sería la elaboración de dicho AIM estaría dentro de sus responsabilidades.

Por otro lado, la idea de que en un proceso BIM el AIM sea confeccionado por la constructora no es la más acertada, pues el Director de obra y la Dirección de ejecución de obra ya tiene la misión de elaborarlo, por LOE y CTE como acabamos de ver, por lo que hacer que la contrata, que no es responsable legal del contenido de la documentación de la obra ejecutada, no creemos que sea la mejor forma de que dicho AIM tenga una calidad adecuada.
Adjunto un extracto muy ilustrativo del libro “BIM and constructión management” de Brad Hardin y Dave Mc Cool, donde se desaconseja que dicho AIM sea entregado por la constructora:

Traditionally, builders have treated project closeout documentation as a necessary evil. It becomes a “check the box” component of information that needs to be handed over to a customer to complete a contract. However, facility managers rely heavily on as-built information to understand what was built in a facility to understand exactly what was installed in order to perform their job function best. For example, I have heard numerous horror stories from facility managers who go to do maintenance, such as replace an air filter. Based on the as-built information, they remove ceiling tiles or close down a portion of a facility only to find that the equipment is in a different location or doesn’t exist at all. Imagine being the captain of a ship and trying to steer based on map information that is “kind of close” or “semi-accurate.” It wouldn’t take long to run aground or hit a reef that was missed on the map because it wasn’t treated with a high level of care and detail. I’ll bet if the map makers knew how their map was going to be used, they would be sure to deliver a better quality product. stephen R. Pettee explains the dynamic issue of quality as-built data well, in more specifics, in his whitepaper for the Construction Management association of america (CMaa), “as-builts—Problems & Proposed solutions” (source: https://cmaanet.org/files/as-built.pdf).