¿Hay alguna razón por la cual la administración no pueda licitar proyectos en BIM?

Antes de nada, indicar que este post lo empiezo escribiendo como contribuyente.

Últimamente escucho ciertas reticencias y objeciones a que la administración licite proyectos y obras con metodología BIM, en base a que podía limitar el acceso a dichos proyectos a ciertos profesionales que no trabajan con dicha metodología, favoreciendo a los profesionales que, si trabajan en BIM, incluso se plantea método de contratación procedimiento “negociado” a la hora de licitar proyectos en BIM.


Como contribuyente no sé que hay que “negociar”, y no puedo estar más en desacuerdo.

En la directiva europea 2014/24 sobre el uso de BIM puedo encontrar adjetivos como sostenible (por cierto, estoy escribiendo este post con 42 grados en la calle, y parece que el año que viene será peor…), y frases como “uso más eficiente de los fondos públicos”.

Y como dice el título del post ¿hay alguna razón legal por la que la administración no pueda licitar proyectos y obras en BIM?
¿Tenemos que perdernos los contribuyentes las ventajas de realizar la obra pública en BIM?

Es evidente que implantar BIM en nuestros despachos requiere de un esfuerzo económico (comprar licencias y actualizar equipos), así como personal en forma de tiempo actualizando conocimientos sobre el manejo de las nuevas herramientas BIM, del mismo modo que es un esfuerzo económico seguir pagando el alquiler del despacho, y actualizarse de la normativa cada vez que esta cambia.

También hay que decir que BIM es una metodología no tan reciente, personalmente hice el cambio del CAD al BIM en el 2008, y la GSA (General Services Administration) estableció ya en el 2003 un programa de implantación BIM en proyectos públicos.
Dicho esto, los compañeros que presentaron la encuesta de la situación actual del BIM en España, todavía encuentran a gente de nuestro sector que no saben (yo diría que no quieren saber), y/o no quieren implantar BIM. Ellos verán.

Honestamente dudo de que BIM pille por sorpresa a nadie de nuestro sector.

Yo creo que para la administración es una obligación establecer un plan de implantación BIM, y empezar a desarrollar la obra pública en BIM, no tanto por cumplir con una directiva europea, sino más bien para realizar un uso más eficiente de mis impuestos.

Por otro lado (cambio a modo aparejador/arquitecto) en mi opinión la única manera de salir adelante como profesional, en la realidad que nos ha tocado vivir, es trabajar de manera más eficiente con las herramientas la metodología BIM.

En mi modesto despacho utilizamos BIM, la mayoría de las veces sin que se entere ni propiedad, ni constructora, no porque me lo reclame nadie, sino por una cuestión de productividad y calidad de los proyectos. Se va mucho más relajado a la obra con la seguridad de tener un proyecto con menos errores y un presupuesto muy afinado.

Es cierto que el proyecto BIM requiere más horas de trabajo en fases iniciales de proyecto, y más lápiz y papel, entre otras cuestiones ya que anticipamos en dichas fases problemas que con CAD ni veíamos. Un buen modelo, con una correcta preconstrucción virtual, requiere anticiparte a esos problemas, que antes te los encontrabas de bruces en la obra.

Es menos estresante enfrentarte a ellos en fase de proyecto con BIM, que esperarlos en obra con un contradictorio de 6.000 € (la matemática de los contradictorios trabaja siempre en múltiplos de 3.000€).

También podríamos hablar de que con BIM podemos realizar análisis de nuestros edificios que con CAD ni nos planteábamos. (otra mejora que como contribuyente exijo).

¿Esto del BIM cuesta más?: si.

¿Deberían subirse los costes de referencia de proyectos BIM?: si, ya que damos más.

¿Deberían eliminarse de las ofertas con bajas temerarias?: no, hay unos lógicos mínimos por debajo de los cuales no es posible dar el servicio mínimo. En esas bajas temerarias, y hablando de BIM seguro que se da “otra cosa”, y no de la misma calidad.

Pero no nos engañemos esta subida no va a solucionar el bajo coste por el que se licitan proyectos. En vez de hacer una baja del 40%, se hará una baja del 60% para llevarte el proyecto.

(Vuelvo al modo contribuyente) Es aquí donde no veo sitio para procedimientos negociados. Si alguien dice que puede hacer un proyecto con una baja del 50% sobre costes de referencia, perfecto por el libre mercado. Pero de bajar la calidad del modelo nada, y a cumplir con los requisitos BIM con los que se ha licitado, que son muy objetivos: usos del modelo, nivel de detalle gráfico y de información, plazos, etc.

Si cumple con los requisitos BIM estaré contento, ya que los costes se controlarán mejor, habrá menos cabida a reformados, y la propuesta arquitectónica seguro que habrá pasado por análisis energéticos y de soleamiento mejores que con procesos CAD, incluso el uso y operación del edificio por parte de la administración debería ser más eficiente a partir de un modelo BIM.

Si no se cumple con los requisitos BIM se estará haciendo otra cosa…

5 comentarios en “¿Hay alguna razón por la cual la administración no pueda licitar proyectos en BIM?

  1. José Manuel, intuyo que estas familiarizado con el mundo de la licitación pública. Yo te voy a dar mi opinión desde mi experiencia laboral además de como contribuyente porque en esta ocasión creo que me toca actuar como “abogado del diablo” al conocer ese mundo yo también.

    Es perfectamente normal que encuentres esas reticencias. Hay varias razones que influyen en ello. La primera y más importante es que en la Administración la metodología BIM es una total desconocida. Llevo varios meses observando los movimientos de la Comisión Nacional BIM y los pasos que se van dando en la hoja de ruta implantada por el ministerio de Fomento. Todos los que estamos iniciándonos en BIM y trabajamos en la administración pública sabemos que los objetivos en estos momentos de esa hoja de ruta son demasiado ambiciosos.

    El proceso será más lento del esperado pero los objetivos acabaran alcanzándose.

    ¿Por qué será lento?, principalmente porque faltan profesionales dentro de la administración para licitar en BIM. No puedes licitar proyectos u obras en BIM si no sabes lo que estas pidiendo. Te lo digo desde mi experiencia. Yo me he encontrado con pliegos de contratación en los que se pide un proyecto de ejecución en BIM y lo que se entrega es un proyecto Básico en Revit con familias sin parametrizar.

    Pero si tengo que contestar exactamente a tu pregunta, te responderé que no, no existe ninguna razón legal para que la administración no pueda licitar en BIM pero ¿de que servirá si no sabe lo que está pidiendo ni tiene la capacidad de auditar los trabajos entregados?

    ¿De qué sirve que pida un proyecto y obra en BIM si mi empresa, o ente público no tiene un Libro blanco ni puede aportar un BEP a los licitadores?

  2. “…¿Por qué será lento?, principalmente porque faltan profesionales dentro de la administración para licitar en BIM. ”

    Como ya dice José Manuel en el post, la metodología BIM no es tan nueva. En nuestro despacho, con muchos menos medios que la administración pública lo usamos desde finales de 2007 y es, desde luego, más antigua, luego ¿no es hora ya de que las administraciones se actualicen?
    Los objetivos son ambiciosos, sin embargo la comisión esBIM no es nueva ¿que movimientos han hecho las administraciones, aun conociendo que los objetivos existen? Sin duda no los suficientes. ¿Nos estamos acostumbrando a llegar tarde y mal a los objetivos planteados?

    Aunque el post no está dirigido hacia las administraciones ni los profesionales que en ellas trabajan, sino hacia otros organismos que en base a argumentos de pulcritud en la competencia ven con malos ojos que se exija una metodología que deje fuera de licitaciones a empresas o profesionales que no estén inmersos en ella y de ahí la pregunta ¿debemos los contribuyentes perder las ventajas del BIM porque haya quien no quiere actualizarse?

  3. Hola,
    Vaya por delante mi felicitiación a tu reflexión.
    Desde hace años, mi pequeña oficina que comparto con otro compañero y una arquitecto técnico, decidió apostar por BIM, y hemos pasado por diferentes herramientas, en los peores momentos de la profesión. Ahora, algo más especializados en el uso, manejo con gran dedicación y esfuerzo personal y económico, las lluvias de comentarios negativos de la administración a nuestro trabajo desarrollado con BIM es cada vez más exponencial. Incluso, mostrando el modelo con una pantalla para justificar aquellas correcciones propuestas a los proyectos (infundadas al 100×100), se siguen mofando y se excusan con “… yo no entiendo los proyectos con BIM”.
    Indudablemente, no vamos a cambiar de opinión y cada vez más, demostramos las mejoras en todos los aspectos, fases y procesos de diseño, desarrollo, obra y “as-build” con las herramientas BIM. Seguimos y seguiremos… y la administración no contrata por que los “administrantes” no sabe, ni quieren aprender y tienen miedo.

  4. Hola Miguel, ahora comprendo mejor la pregunta.

    La metodología BIM no es nueva pero seamos honestos, aparece en nuestro país de la mano de una industria AEC que necesitaba renovarse para resurgir de sus cenizas. El empuje de su implementación principalmente ha venido de la iniciativa privada y su encaje en la administración pública ha sido motivado por el “dialogo” con “la patronal”.

    Resumiéndome, BIM, representa en Europa un paso más de la industria 4.0, pero en España se está identificando más bien con “la fórmula mágica” que sacara al sector de la construcción del bache que está pasando incluyendo por el camino el reciclaje de sus profesionales. A mi entender esa es la razón por la cual “determinados agentes privados” quieren que la administración pise el acelerador.

    Claro, el sector AEC es muy diverso, desde la pequeña y mediana empresa hasta las grandes constructoras pasando incluso por las empresas de formación especializada. Estamos hablando de trasformar un sector que va a ir a dos velocidades. La velocidad de los que pueden invertir recursos en su trasformación y la de los que no.

    Te vuelvo a recordar que el mapa de formación BIM en nuestro país es todavía escaso.

    Sabemos que este problema existe ya en la actualidad y sí, plantea “agravios comparativos”.

    Te pongo el ejemplo de mi empresa Correos y Telegrafos. Licitamos proyectos y obras con entre 15 y 25 empresas diferentes en concursos públicos. Es nuestra obligación como ente semi-publico (SEPI) procurar la libre concurrencia y en la mejores condiciones a las empresas.

    Ya estamos en el camino de la trasformación pero acabamos de iniciarlo.

    Si en la actualidad tomáramos la decisión estratégica de licitar solamente en BIM no estaríamos fomentando esa “libre concurrencia” porque pasarían dos cosas: no tendríamos la capacidad logística interna para publicar en BIM (falta de profesionales formados) y recibiríamos ofertas de a lo sumo 5 grandes empresas del sector que si utilizan BIM.

    A esto me refiero cuando digo que el proceso de adaptación va a ser lento.

    En mi opinión y respondiendo mejor a lo que planteáis creo que la AE también debe licitar a “dos velocidades” para que los contribuyentes veamos mejor gastado nuestro dinero.

    Tenemos que seguir asegurando la “libre concurrencia” de todo el sector AEC y creo que eso pasa por licitar a partes iguales de forma “tradicional” y en BIM hasta que el avance de la metodología se afiance, haya mas profesionales formados y todo el sector AEC sea capaz de afrontar el cambio.

  5. Interesante artículo, en el contexto del año 2017 pasado. Ahora la pregunta es

    ¿Hay alguna razón por la cual la administración no esté licitando ya proyectos en BIM?

    Como contribuyente opino que no hay ninguna razón, además ya en este 2018 es una obligación.

    Pasa el tiempo y no se ven avances

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *