Objetivos básicos BIM

A los fieles “creyentes”, seguidores convencidos de BIM nos gusta glosar a nuestros clientes todas las excelencias de esta metodología, así como las maravillas que su software es capaz de conseguir y los ahorros que van a reportarles: reducción de costes y plazos, mejora de la comunicación, mejora de procesos, …

josemanuel01

Los usuarios avezados de BIM tenemos claro que es una tecnología y metodología muy superior a CAD, que mejora nuestros proyectos y ninguno de nosotros va a renunciar a dichas mejoras, además de que con BIM podemos realizar cosas que en CAD ni se planteaban. Tenemos la idea clara de que vamos a modelar nuestros edificios en función de los objetivos o usos BIM que decidamos en función de los requerimientos del cliente y nuestras posibilidades y capacidades técnicas, dentro de un amplio abanico de dichos objetivos.

Lo que quizás no contamos con tanta efusividad es el esfuerzo, tanto en forma de aprendizaje y práctico como en inversión de software, que significa llegar a lograr cada objetivo BIM en una organización.

Esto nos está llevando a una realidad en las implantaciones, una vez que los directivos de despachos y empresas han oído hablar de BIM y se han convencido de implantarlo, por sus beneficios o por un cierto prestigio de marca, lo BIM es “cool” ahora, piensan que es un cambio similar al que en su día fue de pasar a dibujar con rotring o tiralíneas al CAD, y que se trata de trabajar con otro software. Ni se intuye a veces las transformaciones en metodología, flujos de trabajo, relaciones contractuales con colaboradores y clientes que trabajar con BIM suponen.

Debemos explicar a los clientes las inversiones personales y económicas que supondrá implantar BIM, cosa muy difícil a veces, y lo más recomendable es marcarse unos objetivos básicos y fundamentales en los primeros pasos de dicha implantación.

josemanuel02
¿Cuáles serían dichos objetivos básicos?
Lo que ya hacemos con CAD: los planos y las mediciones; por supuesto con los beneficios BIM de mayor precisión y mejor gestión de cambios entre otros.

Podríamos incluir también la coordinación entre disciplinas y oficios gracias al “clash detection”, pero este objetivo lo dejaría por detrás de los dos anteriores.

No parece razonable embarcar a una empresa a hacer análisis energético con herramientas BIM si antes no es capaz de sacar unos planos correctos y de preconstruir virtualmente el edificio correctamente para sacar dichos planos y las mediciones.
Podemos establecer en la hoja de ruta de la implantación otros objetivos posteriores como:

  • cálculo de instalaciones o sistemas constructivos
  • prefabricación
  • programación y control de proyecto (4D)
  • etc.

Se deben mantener como indispensables los objetivos básicos, ya que de no dominar dichos objetivos y pretender alcanzar objetivos más complejos de conseguir, lo único que provoca es el desánimo y la vuelta atrás en procesos CAD primero para resolver problemas, y al propio CAD después.

Los detractores BIM (por pura estadística sociológica este grupo tendrá cierto peso en la organización) junto a las siempre apretadas fechas de entrega, harán que la implantación BIM sea difícil y entre en crisis.

Entre las razones que explican las dificultades de implementar objetivos BIM en una organización, tenemos que algunos de esos objetivos necesitan de la entrada en el proceso de nuevo software. Ninguna herramienta BIM por si sola puede abarcar la consecución de todos los objetivos. Y como consecuencia de lo anterior surgen problemas de interoperabilidad.

Muchas de los nuevos objetivos requieren una mayor y más compleja coordinación de equipos y disciplinas, así como de los archivos que generan estos. Y como consecuencia de lo anterior es necesaria una plataforma de gestión de modelos y archivos que sincronice todo.

josemanuel03

Así que recuerde, antes de tomar Paris debemos tomar las playas.

Un comentario en “Objetivos básicos BIM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *