Pasaporte a BIM (II)

Segunda parte de las recomendaciones de Miguel Morea para implantar BIM.

1.   UN BEP POR PROYECTO

Un BEP (BIM execution plan) define qué, quién y cómo se debe realizar el proyecto, definirá responsabilidad en el proceso de proyecto y en él se concretarán:

–   Objetivos BIM

–   Definición de equipos, tareas y responsabilidades.

–   Fases e hitos, fechas de presentación de entregables.

–   Programación de reuniones y puntos de control de proceso

–   Formatos y versiones de archivos.

–   Niveles de desarrollo y precisión en cada fase.

–   Normas de modelado, estándares, nomenclaturas.

Debe ser lo más sucinto y operativo posible.

Trabaje con plantillas “precocinadas” de BEP, y reutilícelas de un proyecto a otro.

La ausencia del BEP suele ser una de las causas de fracasos en proyectos BIM, por eso debe quedar muy claro la necesidad del mismo. Estime los recursos y tiempo que llevará hacerlo, pero no se complique, un documento de 20 páginas puede ser un perfecto BEP. El tamaño del mismo lo decidirá la envergadura del proyecto.

Debe tener claro que es un documento “vivo”, que se completara y actualizará con el desarrollo de proyecto.

Consensue hitos, fechas, niveles de desarrollo y versiones de software con el resto de colaboradores de proyecto.

Defina claramente el contenido de los entregables en cada fase.

DIVIDA EL PROYECTO DE FORMA CLARA Y CONCISA

Uno de las decisiones más importantes a la hora de crear el BEP, será como se va dividir proyecto, es decir de que submodelos se va componer el modelo federado.

foto-2

Como reglas básicas divida el proyecto siempre por edificios independientes, por disciplinas (arquitectura, estructura, clima, fontanería, electricidad). A partir de aquí en función del tamaño y tipo de edificio p.e.: en una torre de oficinas, envolvente, particiones y exteriores, o envolvente, planta tipo y resto de plantas, etc.

2.   ELIJA SU PRIMER PROYECTO

La implantación de la metodología requiere de una fase de aprendizaje, ensayos y pruebas.

Su primer proyecto BIM nunca debe ser un gran proyecto, complejo y con fecha de entrega apremiante. Se debe comenzar por un proyecto ya realizado en CAD, o por un pequeño y sencillo proyecto con margen de tiempo para desarrollarlo.

Nunca haga que su primer proyecto piloto sea un encargo con fechas apretadas y de gran tamaño.

CAMINE CON PASOS CORTOS Y SEGUROS

3.   ESTABLEZCA ROLES BIM

Debe crear una jerarquía compatible con el flujo de trabajo BIM, y flujo de datos de proyecto debe recorrer dicha jerarquía en la que habrá modeladores, creadores de información, así como gestores de modelos que revisaran y distribuirán dichos modelos a otros modeladores o analistas de estructura o energía etc.
Establezca tareas y responsabilidades (LOD, hitos, estándares,…) y márquelas en el mapa de proceso del BEP.
Asegúrese de que cada rol tiene las herramientas y tiempos, así como las capacidades técnicas y habilidades BIM, para cumplir sus tareas dentro del mapa de proceso.

4.   ENCUENTRE A SU LIDER BIM

Debe tener el menor tiempo posible sin líder a su equipo BIM.
Desde el primer momento busque al miembro del equipo con mayor manejo y conocimientos BIM, para que sea este quien marque las directrices de los estándares BIM de la empresa, evalúe los objetivos a conseguir, revise los aspectos contractuales BIM, valore los diferentes software BIM a implantar, y sobretodo que esté plenamente convencido del cambio a BIM.

foto-3
Normalmente será también un perfil con tiempo de dedicación a conectar en redes profesionales, con otros profesionales BIM, y  estar al día de las novedades en herramientas BIM.

2 comentarios en “Pasaporte a BIM (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *